Conjuntivitis: causas y tratamientos

conjuntivitis

La conjuntivitis es una de las afecciones más frecuentes y consiste en la inflamación del tejido que cubre el interior del párpado. Todos la hemos sufrido en alguna ocasión durante nuestras vidas. Las causas pueden ser virus, bacterias, alérgenos o sustancias irritantes. ¿Cómo sabemos que padecemos conjuntivitis? Los síntomas son muy claros:

  • Enrojecimiento e inflamación del ojo.
  • Aumento de la cantidad de lágrimas.
  • Aparición de secreción en el ojo. Puede ser de color blanco, amarillento o incluso verdoso.
  • Irritación, picazón o ardor en el ojo.
  • Incremento de la sensibilidad a la luz.
  • Sensación de suciedad en el ojo.
  • Aparición de las legañas.

Para prevenir la aparición de esta afección es necesario mantener una higiene correcta y así evitar el contagio.

  • Evitar tocarse los ojos con las manos sucias. Lavárselas mínimo tres veces al día con agua y jabón.
  • No compartir cosméticos para los ojos y reemplazarlos con regularidad.
  • No compartir toallas ni pañuelos.
  • Cuidado con las lentes de contacto. Evitar su uso durante el proceso de conjuntivitis y reemplazarlas una vez superada la afección.

Si tienes todos los síntomas, lo más importante es que acudas al médico especialista oftalmólogo para que te evalúe y te ponga el tratamiento más cercano. Algunos consejos que puedes seguir desde casa serían:

  • Aplicar paños fríos en la zona de los párpados.
  • Limpieza constante con abundante agua.
  • Aplicar el colirio recetado por el oftalmólogo durante todo el tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *