Vista cansada o presbicia: síntomas y tratamientos

Vista cansada o presbicia: cuáles son los síntomas, posibles causas y tratamiento

presbicia

¿Qué hacer si tienes la vista cansada? Te contamos por qué aparece la presbicia, cuáles son los síntomas y sus posibles tratamientos.

¿Qué es la vista cansada o presbicia y cuáles son las causas?

La presbicia o vista cansada es una afección del ojo en la que este va perdiendo poco a poco su habilidad para enfocar rápidamente sobre los objetos cercanos. Se trata de un trastorno que afecta en mayor o menor medida a todo el mundo como consecuencia del proceso natural de envejecimiento.

Cuando somos jóvenes, el cristalino del ojo es flexible y relativamente elástico, y cambia su longitud o forma con la ayuda de un anillo de pequeños músculos que lo rodean; dicho de otro modo, estos músculos remodelan y ajustan fácilmente el cristalino para adaptarse a imágenes cercanas y distantes.

Con la edad, el cristalino y las fibras musculares que lo rodean pierden flexibilidad y se endurecen lentamente. Como resultado, el cristalino se vuelve incapaz de cambiar de forma y de contraerse para enfocar imágenes cercanas, es decir, el ojo pierde gradualmente su capacidad de enfocar la luz directamente en la retina.

¿Cuáles son los síntomas?

En la mayoría de personas, los síntomas más comunes de la presbicia ocurren alrededor de los 40 años. Estos síntomas de vista cansada generalmente implican un deterioro gradual en la capacidad para leer o realizar trabajos de cerca.

Los síntomas comunes de la presbicia son:

  • Fatiga visual o dolores de cabeza después de leer o trabajar de cerca.
  • Dificultad para leer letra pequeña.
  • Fatiga por hacer un trabajo cercano.
  • Necesidad de una iluminación más brillante al leer o al trabajar de cerca.
  • Necesidad de sostener el material de lectura a una distancia de un brazo para enfocarse correctamente en él.
  • Problemas para ver y concentrarse en objetos que están cerca.
  • Estrabismo o bizquedad.

De hecho, la hipermetropía es una condición con síntomas similares a la presbicia y, aunque se trata de dos trastornos diferentes, en ambos los objetos distantes son claros, pero los cercanos se perciben borrosos.

¿Cuáles son las causas y los factores de riesgo?

El factor de riesgo más importante para la presbicia es, como ya sabemos, la edad. La mayoría de personas pierde algo de capacidad para concentrarse en objetos cercanos a los 40 años. Es algo que nos afecta a todos, aunque algunas personas lo notan más que otras.

También ocurre que ciertas enfermedades —la anemia o la diabetes, entre otras—, algunos medicamentos —por ejemplo, los ansiolíticos o los antihistamínicos— o, incluso, el consumo de alcohol pueden causar presbicia en personas menores de 40. Cuando los síntomas aparecen antes de lo habitual, se denomina presbicia prematura y si se notan dichos síntomas, podría ser un signo de una afección médica subyacente.

Otros factores de riesgo de la presbicia prematura son:

  • Someterse a una cirugía intraocular o a una cirugía en el interior del ojo.
  • Ingerir una dieta poco saludable.
  • Padecer una enfermedad por descompresión rápida, que generalmente ocurre en los buzos que salen a la superficie demasiado rápido.

¿Cómo saber si sufres de vista cansada?

Te recomendamos que pruebes a hacer nuestro test de presbicia o vista cansada, aunque lo más adecuado es que te pongas en contacto con tu óptico-optometrista si presentas alguno de los síntomas de la presbicia, incluso si no los experimentas, conviene realizarse un examen de la vista antes de los 40 años.

Desde Ópticas Florida, siempre recomendamos que los adultos que no presentan síntomas o factores de riesgo asociados con enfermedades oculares se realicen, al menos, un examen inicial a los 40 años, ya que en él se identificarán los primeros signos de enfermedad y los cambios en la visión que pueden comenzar a veces sin síntomas alrededor de esta edad.

La presbicia se puede diagnosticar fácilmente como parte de un examen ocular completo, que incluirá pruebas para evaluar los ojos en busca de enfermedades y trastornos de la visión.

¿Tiene solución? Posibles tratamientos de la presbicia

Sentimos decirte que no existe cura para la presbicia, sin embargo, sí hay varios tratamientos disponibles para corregir la vista cansada. Según el grado de afección y el estilo de vida, se puede elegir entre lentes correctivas, lentes de contacto o cirugía.

Aun así, hay que ser conscientes de que los ojos continuarán perdiendo gradualmente la capacidad de enfocar objetos cercanos a medida que envejecemos, ya que la disminución gradual de la elasticidad requerida para enfocar el cristalino en objetos cercanos continúa hasta aproximadamente los 65 años, que es cuando la mayor parte de la elasticidad desaparece. Por ello, y aunque sí se corrige la percepción de objetos cercanos, habrá que revisar la graduación siguiendo los consejos de tu óptico-optometrista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *