Gafas con filtro de luz azul : información sobre gafas para el ordenador

Móvil con humo 1 1

Parece que últimamente se habla mucho de la luz azul, y hay una razón para ello. Si estás leyendo esto en alguna pantalla (smartphone, tableta u ordenador), estás exponiendo tus ojos ahora mismo a la luz azul.

La luz azul es un color del espectro de la luz al que estamos expuestos diariamente. Incluso el sol o las luces de interior tienen algo de luz azul, por tanto, es solo una cuestión de cómo lo manejamos. Pero, si volvemos a las pantallas, hemos de saber que si pasamos más tiempo mirando monitores, iPads o teléfonos móviles, aumentamos la cantidad de luz azul a la que nos exponemos. Y es ahí donde las gafas con filtro de luz azul pueden ayudarnos.

Qué es la luz azul y cómo afecta a la vista

Para empezar, el ojo de modo natural no percibe la luz azul. La luz azul es la parte visible del espectro de la luz con las ondas más cortas (400-500 nanómetros) y con la energía más alta, por tanto, muchas veces nos referimos a ella como «luz de alta energía visible». 

El ojo humano no bloquea bien la luz azul. La córnea y las lentes impiden a los rayos UV llegar al fondo del ojo (la retina). Sin embargo, la luz azul sí pasa a través de estas estructuras y puede alcanzar la retina. Por lo que una exposición prolongada a la luz azul, además de contribuir al estrés digital del ojo, podría incrementar el riesgo de degeneración macular.

Asimismo, hay otros dos campos a los que la luz azul afecta: daña las células de la retina y altera el ciclo de sueño/vigilia, lo que puede incluso repercutir sobre nuestra salud física y emocional. 

¿Cómo afecta la luz azul de las pantallas a nuestros ojos?

La luz azul está en todas partes y puede alterar nuestro reloj circadiano. Estamos constantemente expuestos a la luz azul procedente del sol y de pantallas de ordenadores, móviles y tabletas. El cerebro asocia esta luz azul con la luz del día, por tanto, si una persona está expuesta a ella durante largos periodos de tiempo, sobre todo durante la noche, esa luz azul hará más difícil conciliar el sueño por la noche y despertar por la mañana. 

Aunque no existe suficiente evidencia sobre la cantidad de luz azul a la que una persona pueda exponerse antes de demostrar efectos secundarios más graves, la exposición prolongada a la luz de pantallas sí que puede provocar serios efectos. Los dolores de cabeza, la desorientación y la pérdida de sueño son solo el principio.

Gafas BLUE CONTROL: gafas para pantallas de ordenador

gafas para ordenador

Para muchos, las lentes que filtran la luz azul son un buen método para combatir el estrés digital del ojo y el insomnio provocado por una excesiva exposición a las pantallas. 

Las lentes BLUE CONTROL de Hoya® bloquean la transmisión de un segmento específico o de varios de ellos de las ondas de luz. Además, las lentes están diseñadas para ayudar a reducir el estrés digital del ojo y la ruptura del ritmo del ciclo circadiano, que afecta al sueño y al bienestar general. 

Estas lentes bloquean la luz azul dañina a la vez que modulan el impacto sobre los ritmos circadianos. En definitiva, las principales propiedades de las lentes BLUE CONTROL de Hoya® son:

  • Bloquean la luz azul, lo que previene la fatiga y el estrés visual.
  • Al no haber necesidad de enfocar dicha luz azul, se reduce la astenopia (esfuerzo ocular que se manifiesta a través de síntomas como fatiga, dolor en o alrededor de los ojos, visión borrosa, dolor de cabeza y, ocasionalmente, visión doble).
  • Disminuyen el brillo para que la visión sea más cómoda y relajada.
  • Aumentan la percepción del contraste, por lo que ofrecen una visión más natural del color.
  • Se combinan con los beneficios del Hi-Vision LongLife, un antirreflejante de larga vida.
  • Ayudan a regular el ciclo circadiano, por lo que mejoran el sueño y el descanso. 

Gafas BLUE CONTROL: gafas para trabajar con ordenador

filtro de luz azul

La cantidad de tiempo que algunos adultos pasan delante de las pantallas puede llegar incluso a las 11 horas al día y, por tanto, los ojos están sometidos a este estrés.

Aunque no se necesitan gafas para ver, nunca será una mala idea usar este tipo de lentes cuando se usen aparatos electrónicos. Si, además, pasamos mucho tiempo de la noche mirando pantallas, las lentes que bloquean la luz azul podrían sernos de ayuda para regular el sueño porque esta luz azul informa al cerebro para que mantenga al cuerpo despierto.

Muchos estudios aseguran que usar este tipo de lentes durante 3 o 4 horas antes de irnos a la cama ayuda a conciliar el sueño y a descansar mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *